Dar el paso de vivir solo/a por primera vez, es sin duda una de las aventuras más emocionantes que se presentan en la vida. Sin embargo, puede representar también un desafío importante.

Al enfrentarnos a ese espacio vacío, lo primero que nos salta a la mente es ¿por dónde empezar? ¿qué es lo más imprescindible? y ¿cómo quiero que luzca mi nuevo hogar?
A continuación, te presentamos 3 consejos que te ayudarán a contestar estas preguntas y tomar decisiones desde un sentido práctico y estético:

  1. Elige sofás acogedores: si tu primer departamento tiene un tamaño reducido (es de una sola habitación o tipo estudio), lo más importante es aprovechar el espacio de la mejor manera. Los sofás modulares son una gran alternativa para estos casos. Estos muebles en forma de “L”, generalmente compuesto por dos o más piezas independientes, permiten acomodar a una mayor cantidad de personas que los sofás clásicos, gracias a su particular diseño. Si planeas recibir visitas y organizar reuniones en tu living, este tipo de sofás te permitirán acomodar sus partes de la forma más acogedora para tus invitados. Y lo mejor es que son ideales para recostarte a descansar o leer gracias a su longitud y comodidad.

  1. Ten a mano asientos prácticos: siempre pensando en los muebles más funcionales para espacios pequeños, los poufs son un gran aliado cuando de comodidad se trata. Puedes usarlos en tu living o comedor para contar con asientos extras y, también, son ideales para mantenerlos en tu dormitorio junto a la cama o mesa de tocador. Al poder moverlos por todas las habitaciones, se convierten rápidamente en un “imprescindible” de todo departamento de soltero/a.  

  2. Prefiere un diseño personalizado: una de las grandes ventajas de tener tu primer departamento, es poder hacer las cosas a tu manera. Decora tu hogar con colores y accesorios que verdaderamente reflejen tu personalidad y te hagan sentir en TU casa. Si tu departamento es pequeño, te aconsejamos una decoración minimalista que aporte un toque personal a través de tus colores favoritos en paredes y muebles, en lugar de decorar con muchos adornos que finalmente puedan estorbar más que contribuir al espacio.

Aprovecha estos consejos para de amoblar y decorar tu primer departamento de la manera más acogedora. ¡Y no lo olvides! Escoge elementos que te brinden alegría cada vez que vuelvas a casa y te hagan sentir orgulloso de tu nuevo hogar.